Cuidados de la salud: El Protector bucal y su importancia

El protector bucal debe formar parte del equipamiento necesario para la práctica deportiva, como puede ser la ropa o el calzado. Es muy importante ser constante en su utilización

 Protectores bucales

Los protectores bucales se colocan en la boca con el fin de proteger los dientes y sus estructuras blandas de los posibles accidentes que pueden producirse durante la práctica de cualquier actividad deportiva.

 

¿Por qué se recomienda su uso?

1.        La pérdida de un diente es irreversible

2.        Las lesiones dentales son las más frecuentes dentro de las lesiones orofaciales.

3.        Se pueden evitar fracturas del maxilar inferior

4.        Un deportista es 60 veces más susceptible de sufrir una lesión dentofacial cuando no lleva un protector bucal.

5.        La acción de los golpes accidentales puede causar la rotura, pérdida y hasta el desplazamiento de los dientes, situación que compromete además de la estética, la fonación y la masticación

6.        El costo de un diente fracturado suele ser mayor que la confección de un protector bucal a medida, y no solo en el aspecto económico sino también en el aspecto psicosocial y mutilante.

7.        Se disminuyen o evitan los traumatismos de cráneo indirectos.

8.        La mayoría de las lesiones se pueden prevenir.

 

¿Qué beneficios tienen los protectores bucales hechos a medida?

1.        Protege tejidos blandos, dientes y articulación temporomandibular.

2.        Disminuye el riesgo de pérdida de conocimiento, conmociones o hemorragias (separa o aleja el cóndilo de la cavidad glenoidea, protegiendo la base de cráneo)

3.        Aumenta la confianza del deportista. Provee al paciente la mordida del deportista (jugar con los dientes apretados), logrando fijar el hueso móvil de la cara (maxilar inferior), haciéndolo sentir compacto.

 

Los protectores bucales deben ser diseñados y confeccionados a medida por un odontólogo. Estos dispositivos se realizan sobre unos modelos que son una copia exacta del maxilar superior ya que se obtienen mediante la toma de una impresión en la boca del paciente. De esta manera, se obtiene un protector bucal individualizado y personal, que ofrece una buena protección y gran retención; lo que permite el habla, la respiración y la deglución o ingesta de líquidos sin problemas. Se logra una adherencia perfecta a la anatomía buco-dental, a diferencia de los protectores estándar que tienen el inconveniente de ser más rígidos, presentar problemas de adaptación y confort, además de brindar una mala protección.

 

Los que mejor amortiguan los impactos son aquellos confeccionados en Acetato Vinílico Etileno, con un espesor de 4 milímetros, y con una pequeña cámara de aire en los dientes anteriores, siempre y cuando sean confeccionados a medida por un odontólogo.

El protector bucal debe formar parte del equipamiento necesario para la práctica deportiva, como puede ser la ropa o el calzado. Es muy importante ser constante en su utilización, para adquirirlo como un hábito. De los elementos de protección empleados por los deportistas, el que mejor ha demostrado su utilidad para prevenir lesiones es el protector bucal. Sin embargo muy pocos lo utilizan.

 

La IRB (Intenacional Rugby Board ) dice “se recomienda enfáticamente que todos los jugadores utilicen protectores bucales durante los entrenamiento y los partidos. Un buen protector bucal permite resguardar los dientes y los tejidos blandos alrededor de los mismos y puede evitar una rotura de mandíbula. Los protectores bucales confeccionados a medida por un odontólogo, proporcionan la mejor protección. El protector bucal debe ser reemplazado en cada temporada para asegurar que proporcione la mejor protección”.

 

 ¿Cómo cuidar un protector bucal?

 

- Limpiar el protector bucal, lavar con agua y jabón blanco de ropa o en su defecto con pasta  dental.

- Guardarlo seco. Mantenerlo en una caja plástica, pero ventilada.

- No dejar expuesto al sol. El calor es malo para el material de  los protectores

- No presionar o doblar el protector bucal al guardarlo

- No usar el protector bucal de otra persona

- Antes cualquier inconveniente, consultar el odontólogo que  realizó el protector bucal.

 

Agradecemos esta nota a la Subcomisión Médica del Club Universitario de Buenos Aires

Etiquetas: 

Su opinión nos interesa

7 + 9 =