CUBA festejó sus 105 años

El pasado miércoles 17 de mayo festejamos el 105 aniversario del Club con la tradicional comida en la Sede Central.

Pasadas las 20.30 fueron llegando más de ciento veinte socios y empleados dispuestos a pasar una noche de recuerdos y celebración.

Como es habitual luego de la comida se hizo entrega de diplomas y corbatas a los socios que cumplieron 50 años ininterrumpidos en esta institución.

En representación de ellos habló Eduardo Bianco, quien con su humor característico repasó algunas situaciones personales deportivas en su paso por el fútbol, tenis y otros deportes, pero haciendo énfasis en lo importante que fue y sigue siendo la diversidad de actividades que tenemos y cómo para los deportistas de CUBA nunca fue tan importante el éxito o los triunfos en las competencias, sino tener un espacio para desarrollar actividad física en el área que más cómodo se sienta cada uno y divertirse afianzando vínculos entre sus camaradas.

A rigor de verdad, y respetando la cronología de los acontecimientos, antes de las palabras de Eduardo el homenajeado de 50 años de socio, el Lic. Juan Benedit, presidente del Club, invitó al estrado a dos socios jóvenes recién graduados para que nos cuenten su experiencia reciente como deportistas estudiantes. Fueron Mateo Serra, recibido de arquitecto, y Martina Uriarte, psicóloga; ambos graduados este último año.
Comenzó Mateo con un paseo por su apretada agenda de compromisos con el rugby del Club y sus dibujos de arquitectura, compartiendo gratamente recuerdos y sacrificios que le permitieron disfrutar del deporte sin descuidar sus responsabilidades universitarias a la vez que trabajaba en el estudio de arquitectura de la familia. Lazos de amistad únicos, viajes y partidos compartidos con amigos fueron ejes de su oratoria que sin guión expuso ante la audiencia presente.
Luego fue el turno de Martina, quien comenzó su declaración presionada por la buena performance de su coetáneo pero que con total soltura y síntesis nos expresó su amor por CUBA sin poder explicar por qué a todos nos sucede lo mismo, ese sentido de pertenencia que los cubanos tenemos y disfrutamos. Su paso por el hockey y los fines de semana en Villa de Mayo fueron escenario de sus recuerdos más felices en el Club.

Ahora sí, luego de los tres oradores que representaron de manera sobresaliente a los grupos de socios homenajeados, tomó la palabra el presidente en ejercicio para expresar primero agradecimiento a todos los que hacen del Club nuestro segundo hogar, socios, dirigentes y empleados; citando un pasaje del acta fundacional donde aquellos jóvenes universitarios dejaron plasmado con total vigencia las ideas de Club que luego de 105 años seguimos disfrutando y valorando.

Destacó el Lic. Benedit, primero, el importante crecimiento de la masa societaria de la última década, proveniente principalmente desde el núcleo familiar, y el desafío que esto trae aparejado para poder como institución satisfacer la demanda deportiva con espacios y actividades adecuados a tal fin. En esta línea comentó en primera instancia en los ajustes que se están realizando sobre reglamentos internos poniéndolos en práctica en las diferentes sedes, sobre la premisa de que el Club es de los socios, de todos los que mes a mes con sacrificio y esfuerzo pagan su cuota social, condición indispensable para poder tener las instalaciones y equipamiento a la altura en épocas de alta participación de los socios en sus ámbitos deportivos.

En segundo orden hizo mención sobre el trabajo encomendado por la Comisión Directiva a un equipo de socios que se encuentran abocados hoy al estudio demográfico del Club, que con asistencia de profesionales expertos en la materia, logren proyectar el crecimiento de los socios y sus familias a mediano y largo plazo para poder entender hacia a dónde vamos y así tomar decisiones acertadas para las futuras generaciones. Se comentó también, y a colación de la alta demanda que vivimos en todos los deportes, que este último año se ha podido desarrollar y avanzar, en un contexto económico complicado como el que atraviesa el país, en el plan obras previstas de infraestructura y mantenimiento general de los espacios en todas las sedes.

Para terminar, como todos los años y a pedido del presidente los asistentes levantaron su copa para brindar por CUBA, por estos ciento cinco años y por los que vendrán

Galeria de fotos: 

Su opinión nos interesa

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
3 + 5 =