Desafío Catedral 2023

El Desafío Catedral es una prueba combinada de cuatro disciplinas (natación en aguas abiertas, kayak, bici de montaña y trail running) que se celebra todos los años al finalizar el verano, en la Sede Refugio Catedral del Club Universitario de Buenos Aires.

Como todos los hitos en nuestro Club, este tipo de cuestiones surgen del empuje de un grupo de socios entusiastas que autogestionando, van generando un camino de crecimiento deportivo, social, que integra los valores de nuestro Club, su ideario, objetivos. Así las cosas, todo comenzó en el año 2017 con la primera edición de estas pruebas combinadas en la Patagonia, en Sede Arbolito, con el cruce a nado del Brazo Rincón y luego el ascenso trekking al cerro Dormilón, celebrándose dos años en dicha sede, para luego mudarla al Refugio Catedral, por razones operativas y de mayor capacidad de alojamiento.

 

2023, 4 de marzo, 5° edición del Desafío Catedral

En un día con un clima perfecto que nos regaló la Patagonia, a las 7 de la mañana salían los primeros micros hacia la largada en una bella playa del lago Moreno situada en Colonia Suiza. Esos viajes en micro hacia el día D, son una tormenta de risotadas, anécdotas, nervios, cánticos, ansiedades, y un sin fin de cuestionamientos internos que todos nos hacemos antes de enfrentar un nuevo desafío, o uno conocido al que queremos superar, bajar los tiempos, llegar más entero.

Desembarco de los participantes en el camping donde se realiza la largada, y encontrarnos con un parque cerrado instalado con 150 bicicletas, ordenadas con su número de competidor, sus cascos, son una postal, que nos hace sentir en una carrera de nivel internacional, pero lo cierto es que todo está hecho a puro pulmón, con más entusiasmo que recursos.

Caminamos ansiosos hacia el lago, el sol recién está asomando por detrás de esos cerros, es muy temprano a la mañana y en la Patagonia a esas horas la temperatura ronda los 6 grados, el agua planchada, un mármol. Comenzamos a acomodar nuestro equipo que usaremos para nadar, remar, y luego tomar nuestra bici y salir hacia Villa Catedral, montados en ella.

Empieza a visualizarse un juego de personalidades, los más callados y concentrados, los que hacen chistes, los gritones, los ansiosos, los competitivos, los pachorras, los que ponen música y bailan, pero estamos todos ahí. Si bien es una prueba individual o en parejas, en ese momento somos todos uno y nos damos aliento y apoyamos. Somos un equipo, un gran equipo, que se ayudó entrenando en las disciplinas que somos débiles, apoyándonos en los más expertos y buscando siempre progresar.

Los días previos van llegando al "refu" (nuestra Sede Catedral) los socios y nos vamos hermanando, abrazos con los que ya somos amigos y pequeñas charlas con los que vamos a conocer, comienza una interrelación social que alimenta el espíritu del encuentro. Gente de todas las edades y niveles de entrenamiento.

Algunos salen a hacer caminatas o a pasear en bici, otros descansan, otros atienden sus asuntos laborales en el Refu, cuestion la sede pasa a ser pura vida, y lugar de sensaciones, nuestra segunda casa como solemos decir.

El viernes salimos todos hacia el lago Gutiérrez para vivenciar nuestro bautismo en aguas abiertas lacustres. Los más experimentados ayudan a los principiantes y se vive una fiesta, donde cada uno va experimentando sus sentires. Los que sienten que no les entra el aire, los que adoran el frío del agua, los que conectan con la naturaleza, el miedo a pasar el veril y a ese azul profundo infinito que viene de las entrañas de nuestros lagos patagónicos, todo es perfecto, todo fluye natural y armoniosamente. Luego algunos acompañan a Iván a marcar el trazado de trekking para conocer el circuito.

Por la tarde del viernes, acreditación de cada corredor y charla técnica, explicación del recorrido, preguntas que van y vienen y la presentación de invitados atletas locales de agrupaciones y/o clubes de la región que nutren de mayor vida a nuestro evento, además de sumar a los objetivos estatutarios que representa afianzar vínculos deportivos y de amistad con clubes e instituciones amigas. Se fortalece la idea de cuidar el ambiente, de dar asistencia a cualquier compañero, de cuidar la salud, de ser puntuales, y demás valores que genera una prueba como esta. Cada invitado especial toma la palabra y nos cuenta acerca de las actividades que realizan en la región. Facundo Pesaag quien representa a NAADAR (Natación Aguas Abiertas Río Negro) nos cuenta que dicha agrupación fomenta el nado en aguas abiertas, haciendo bautismos de principiantes, dando conferencias explicativas sobre la seguridad en el agua, limpian playas, organizan competencias de aguas abiertas, y realizan infinidad de actividades destinadas a amigarse con el medio. María Laura Plastina, referente triatleta de Bariloche, es la organizadora del Aquatlon Desafío Huillines, un evento deportivo apoyado por agrupaciones que se dedican al cuidado de la fauna fusionando el amor por el deporte y la naturaleza. Otto Frei, representante del CAB (Club Andino Bariloche) nos cuenta los orígenes fundacionales del mismo y toda la tarea que realizan en la montaña. Andrés Sandoval, representante de la Ciudad de Villa La Angostura y médico experto en realización de protocolos de seguridad para nado en aguas frías, nos ilustra con una serie de tips de mucho interés para los presentes. Todo ello nutre el evento y nos conecta con esos representantes locales, que nos comparten sus experiencias, con quienes afianzamos vínculos y le dieron aún más jerarquía al nivel deportivo de la competencia.
 

Volviendo a la carrera, dejamos nuestro kayak, nos subimos a la bici y comienza un derrotero de cuestas, balconeando el lago Moreno por el viejo camino a Colonia Suiza, con una vista que nos deja atónitos, entramos en zona de senderos y "bumps", pasamos por Villa Los Cohiues y comenzamos una mortal ininterrumpida trepada de 5 km por el balcón del Gutiérrez para llegar al CAS (Club Argentino de Ski), club amigo que nos cobija con hospedaje y su infraestructura. Mientras trepamos en bici comienzan los fantasmas del cansancio, del agotamiento y el temple que debemos llevar para completar la prueba con alegría. Dejamos la bici y comienza la última etapa de trekking por la villa Catedral, para luego hacer cumbre en el Cerro San Martín, donde podemos apreciar una exquisita vista hacia el norte del Lago Gutiérrrez y hacia el Sur de la Villa Catedral, se nos caen algunos lagrimones. Todo transcurre tal lo esperado, y cada participante va disfrutando el desafío deportivo a su manera, con sus propias emociones y sentires, agradecidos todos de estar allí, haciendo deporte, entre amigos, familia y bajo la protección de nuestro querido Club.

En la punta de la carrera se vive un emocionante duelo por los dos primeros puestos entre el local representante del CAB (Club Andino Bariloche) Otto Frei y nuestro joven triatleta apodado "El niño" Santi Bernasconi, seguido de cerca por quien fuera vencedor en ediciones anteriores, Enrique Gobbi. Gran duelo en el que resulta vencedor el Niño Santi, completando una perfomance deportiva de alto nivel. Sin dudas Santiago es una promesa ya hecha realidad del deporte de multidisciplinas, que nos representa con orgullo, porque su humildad y alegría siempre se encuentran por delante. Su triunfo alegra a toda la comunidad que participa de este evento y que le desea una flamante carrera deportiva. No dudamos se convertirá en un referente para nuestros consocios, de las carreras combinadas. Muy cerquita de ellos tres en el cuarto y quinto respectivamente arriban a la meta Facundo Pesaag, atleta local y Facundo Beltrán, nuestro sensei de la montaña.

Llegadas a la meta con abrazos, risas, emociones y llantos de alegría, uno a uno hasta el último de los participantes, acompañados por quien cierra el circuito que es nuestro Director Técnico de la carrera el gran Iván Bonacalza, trabajador incansable para que cada detalle técnico del circuito no esté librado al azar. Fundamental apoyo de los socios voluntarios que sin ellos no podría realizarse semejante logísitca, proveedores comprometidos, colaboradores rentados del Club y la familia Mavric que nos brinda todo su calor y cariño.

Contamos en el cierre , tercer tiempo y entrega de premios con la presencia de la Presidente de la Federación de Esquí y Andinismo, Magdalena Kast, institución a la que pertenecemos orgullosamente y nos acompaña en todas las actividades deportivas de montaña, y con el Gerente del Club Andino Bariloche, Jorge Smroz, club tradicional de Bariloche que nos apoya desde siempre en estos eventos.
   

Como corolario nos queda la conclusión que este desafío reúne el ideario que perseguimos como Club. Deporte, amistad, camaradería, vínculos sociales, integración con la naturaleza y con atletas locales, cumpliendo las formalidades requeridas por las autoridades locales y generando vínculos de cortesía con ellos y con todos los proveedores del evento y llevándose cada participante el corazón rico de sensaciones y emociones, para coronarlo cuando te cruzás en cualquier sede, con una nueva cara con la que compartiste una comida, un día de nado en el lago o una subida demoledora en la bici o el trekking. Desde el equipo organizador, basado en un principio rector de nuestro Club que supone la autogestión, nos sentimos muy honrados y agradecidos de lo que pudimos gestar y ya es un evento consolidado y esperado.

 

Nos veremos en la próxima edición del Desafio Catedral ¡A seguir entrenando!

 


¿Sabías qué?

En el año 2017 fuimos 18 competidores, y 14 socios fueron al Arbolito para la primera edición.
En el 2023, 150 participantes completaron la prueba.

Resultados de la última edición

Clasificación Desafío Long

- Mujeres
1. María Laura Plastina
2. Violeta Amuchástegui
3. María Landini

- Hombres
1. Santiago Bernasconi
2. Martín Otto Frei
3. Enrique Gobbi

- Parejas
1. Mercedes Vogelius/ Juan Elizalde
2. Julieta Amuchástegui/Gonzalo Serra
3. Sebastián Martínez/Luciano Munilla

Clasificación Desafío Short

- Mujeres
1. María Eugenia Gutiérrez Arranz
2. María Agustina Fanelli Evans
3. Fernanda Marmorek

- Hombres
1. Ricardo Montero
2. Arturo Abriani
3. Ignacio Casas

- Parejas
1. Sol Waimberg/Francisco Von Stecher
2. Cecilia Alvarez/Osvaldo Navarro
3. Agustina de la Barra/Ignacio Pérez Cortés


Agradecemos a:

Nuestro representante del DEF (Departamento de Educación Física), querido Juan Milani, quien es recibido con aplausos de agradecimiento por toda la tarea que con gran dedicación, lleva a cabo junto con la organización.
Club Andino Bariloche
Club Argentino de Ski
Daniel de Vries
Tomás Orol
Guardavidas Emiliano Salinas
Matias Butazzi
Enrique y Cecilia Lopez
Administración Cerro San Martín
Familia Mavric
Prefectura Naval Argentina
Municipio de San Carlos de Bariloche

 


En primera persona, testimonio del socio Martín Colombres

Reseña del Desafio Catedral 2023.

A los 55 años yo ahora tengo mis propias "olimpíadas" en el "mejor Club del mundo".

Corría la noche del viernes 14 de octubre cuando por fin recibimos la noticia del lanzamiento del 5° Desafío Catedral 2023, el 18 iniciaría la inscripción que se extendería hasta el 28 de octubre.

La confirmación de la realización de este nuevo Desafío venía acompañada de una gran novedad, este año se desdoblaría la competencia en 2 versiones con distancias "Long" (1,8 km de natación, 6 km kayac, 30 km de bici, 8 km de trekking) y "Short" (900 m de natación, 3 km kayac, 25 km de bici, 5 km de trekking). Todo esto me traía alegría, pero también una gran duda: después del éxito de la versión 2022, hacen bien en crear la versión Short? El sumar una versión reducida le da más chances a muchos socios de anotarse y participar, lo que significaba la posibilidad de una gran cantidad de inscriptos y que hubiera mucha gente que después del sorteo se quedara afuera de la competencia por falta de cupos y uno de ellos podría ser yo.

Lo que siguió fue una noche donde no pude conciliar el sueño, la más mínima posibilidad de quedarme afuera de mi segundo Desafío producía en mí una gran ansiedad. Como no podía sobrellevarla llamé a dos referentes deportivos de esta competencia: Mechi Vogelius y Nicolás Cermesoni, a quienes les comenté mis sensaciones, miedos y preocupación y les anticipé las consecuencias que produciría en mí el quedarme afuera de este acontecimiento deportivo. Ambos me contuvieron y supieron llevarme tranquilidad, insistiendo en que confíe en que iba a quedar dentro de los 170 cupos aunque, obviamente, nadie me aseguraba nada.

Durante esos 15 días que duró el período de inscripción fui realizando mi propia encuesta y cada vez que me encontraba con alguno de los participantes del año anterior a todos les preguntaba lo mismo: ¿Te vas a anotar? ¿En cuál de las 2 carreras? Y así iba llevando mi propia estadística. Mi ansiedad me llevó a esperar hasta el último día de inscripción porque si bien quería anotarme en el Long, estaba dispuesto a bajarme al Short con tal de no quedarme afuera.

Finalmente tuve que tomar la decisión, me anoté en el Long y para mi suerte y la de todos, no tuvimos que ser sometidos a un sorteo porque la cantidad de inscriptos no había sobrepasado las vacantes disponibles ¡Todos adentro! ¡Y también me tocó el Refugio! El primer objetivo estaba cumplido…

A partir de ahí la segunda etapa: entrenar. No es un tema menor para mí que, a los 55 años y con una avanzada pero recién descubierta artrosis de cadera, necesito muchas horas para poder mantenerme en un ritmo competitivo si es que aspiro a llegar dignamente.
Tomé el excell de planificación del 2022 y comencé a modificarlo según la estrategia de este año, con menos horas de natación y más de las otras 3 actividades que había descuidado y mucho en mi entrenamiento de todo el año.

Ahora sí comenzó el disfrute. Se armó el grupo de WhatsApp general donde nos fuimos enterando quiénes estábamos y a conocernos entre todos. Los organizadores empezaron a bajar línea y a activar los "Dúa" y los "Triatlones" en la Villa, las salidas a nadar en el río en Núñez entre semana y las salidas en Kayac los sábados. También se armó el chat para "principiantes" al cual (a pesar de los retos de Facundo Beltrán) me uní, aunque no debía, ya que había corrido el Desafío del año pasado.

Y así fue llegando la fecha. Comenzó la presentación de aptos físicos, se realizó la reunión informativa en Núñez donde se cuenta paso a paso la agenda de los 4 días, el detalle de los recorridos, las medidas de seguridad, el armado del parque cerrado, la alimentación previa y durante la carrera, puestos de hidratación, cronometría, etc etc, todo iba avanzando para despejar dudas y lograr llegar a la carrera con todo bajo control.

Llegar a Bariloche y al Refugio es, para mí, como estar en Disney. Compartir las cuchetas, bañarse en duchas del club tipo vestuario, comer comida casera en el comedor y disfrutar la mística Cubana¨ es un programa, que al igual que Disney, no falla.

Me detengo en lo de la "mística Cubana", así bauticé yo a lo que considero  lo más importante de este proyecto. Hay que vivirla para entenderla y es lo que, por lejos, más disfruto. En mi caso la carrera fueron 4hs 59´ pero todo el viaje son 4 días, por lo que la convivencia pasa a ser fundamental. A veces parezco maleducado o poco cortés, porque me paro en la puerta del comedor y hago un paneo y miro todas las mesas de mis conocidos y amigos y las salteo y me voy a sentar con gente que no conozco, para tomar contacto con otras personas y conocer gente nueva. Eso es lo que me gusta, la valiosa posibilidad que CUBA nos da.

A partir de ese intercambio comienzo a valorar la diversidad de edades, deportes y experiencias que se comparten. Podemos charlar tanto con ¨El Niño¨ Bernasconi, incipiente y a partir de hoy consagrada estrella del Tría tanto como con Pepe Campagnoli, guerrero de mil batallas deportivas, Guille Miranda, el mentor de esta locura, Facu Beltrán, un "enfermo" del Club, Nico Cermesoni nuestra leyenda viviente, Quique Gobbi Ironman consagrado que a sus 50 años le dió tremenda  pelea a un jovencito de 21 y todos los demás deportistas y consocios que cada uno en su anonimato vienen a escribir su propia página deportiva. Los hay del palo del Running, de la Natación y de la bici, pero ninguno del Kayak (uno de los pocos deportes que no se desarrollan en CUBA) y aun así están dispuesto a dar todo en todas las disciplinas.

En la jornada previa a la carrera se realiza el bautismo de aguas donde pasamos todo el día confraternizando en el lago Gutiérrez y posterior a la carrera disfrutamos de la entrega de premios y la fiesta de cierre, estas actividades no hacen más que completar una agenda perfecta. 
Nunca tuve la oportunidad de participar de las Olimpíadas del Club, pero sí seguí y acompañé paso a paso durante más de 15 años a mis 3 hijas que como competidoras o capitanas vivieron una de las mejores experiencias que un club les puede dar. Todos sabemos lo que son las olimpíadas para nuestros hijos… Yo ahora tengo las mías propias, en "el mejor Club del mundo".

 

Martín Colombres
Socio 29111

 

PD: un aplauso para ¨Leyenda¨ Cermesoni que no tuvo mejor ocurrencia y acierto que bautizar a Santi Bernasconi con el apodo de "El Niño", ese sobrenombre le queda pintado y me parece que ya está marcado a fuego.

 

Galeria de fotos: 

Desafio Catedral 2023 Final

Su opinión nos interesa

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
7 + 1 =