Clínica de trail running en Arbolito

El fin de semana largo de octubre se vivió la 2da Clínica de Trail Running, organizada por las Capitanías de Andinismo y Gimnasia.

Entre el 13 y 15 de octubre, los socios vivieron tres días de recorrer diferentes paisajes increíbles cerca de la hermosa Sede El Arbolito, donde se hospedaron y pasaron el fin de semana .

El grupo estuvo conformado por los socios Mili Martorell, Santi Laffaye, Colo Bassi, Diego Perales, Agus Cicchilli y Fer Servente, y fueron guiados por el profesor Franco Paredes Reyes.
Un fin de semana con un clima espectacular, un Cerro Dormilón que nos dejó llegar a la cumbre, una cabaña hermosa con una comida fabulosa, hicieron de la salida algo que todos quieren repetir.

 

Compartimos la crónica narrada por Agus Cicchilli:

Y salió nomás la segunda edición de la clínica de trail en El Arbolito. Con nuevos escenarios y un poco más picante que el año pasado. Fuimos 6 socios en búsqueda de perfeccionar técnica y meterle a lo que sabíamos que iban a ser 3 días duros, de pura montaña. Este año primó más la práctica que la teoría y desde el minuto 1 nos adentramos en la montaña, haciendo paradas para charlar, corregir y aprender, de la mano de Franco Paredes.

El primer día nos sorprendió con un Cerro Belvedere lindísimo, con 700 metros positivos y unos 16k entre ida y vuelta. Partimos de Puerto Elma, ya trotando todos juntos hasta la picada, sumando tener, durante un rato, la posibilidad de correr junto a dos integrantes de la selección Argentina de trail. Una primera activación exigente y que se hizo notar. Estuvimos más de 3 horas corriendo hasta volver al Puerto y encontrarnos con Omar para cruzar al encuentro del Arbolito, que nos recibió con toda su comodidad, tranquilidad y paisaje espectacular. Tres integrantes del grupo llegaban por primera vez a la sede.

El segundo día salimos con el objetivo de despertar al Dormilón. Nos esperaban otros 16k con 1000+ de desnivel y más nieve que nunca. Ya saliendo del bosque nos encontramos con nieve (mucha) y ahí encaramos para la cumbre, teniendo al final una pared con bastante pendiente, donde tuvimos que usar crampones. Foto en cumbre, quedarse un rato apreciando el paisaje y vuelta al Dormilón para un merecido asado.

El tercer día, salió un regenerativo de 10k con 300+ acumulados, un sendero onda serrucho que va del Brazo Rincón al Brazo Machete, pasando por una laguna. Ideal para aflojar piernas (o no) y contemplar el otro lado del Arbolito.

Tres días de actividad, donde no faltaron los mates, charlas y momentos teóricos sobre lo que es correr en la montaña. Tres días llenos de camaradería y amistad. Quiero destacar la presencia de Mili, que la semana anterior al viaje tuvo un inconveniente y viajó a acompañar a pesar de no poder realizar actividad física.

 

Galeria de fotos: 

Su opinión nos interesa

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
5 + 0 =