"Alcohol y Deportes" - Artículo del Dr. Pelegri, Director de Rendimiento del Plantel Superior y Juvenil de Rugby

Como parte de la Campaña #vos decidis la jugada, que viene realizando el Club, la Subcomisión Médica ha aportado un importante artículo sobre el consumo de alcohol y el deporte. Recomendamos su lectura.

Como parte de la Campaña #vos decidis la jugada, que viene realizando el Club, la Subcomisión Médica ha aportado un importante artículo sobre el consumo de alcohol y el deporte:

 

En estos días estamos recibiendo en el Club charlas sobre el uso social del alcohol, sobre la posibilidad de adicción, y sus efectos a nivel de nuestros órganos.

 

Enfocaré este breve texto en algunos de los principales efectos que puede producir la ingesta de alcohol en relación al deporte, con el fin de brindar algunas herramientas a aquellas personas que pueden llegar a combinar ambas situaciones.

 

Respecto al tema, el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) realizó un análisis de investigaciones, y enumera las siguientes conclusiones:

 

A)     Si bien no es común su consumo pre deportivo, cuando esto ocurre, (ya sea previo al entrenamiento o competición), puede producir los siguientes efectos:

  • Causar deshidratación por su efecto diurético, disminuyendo el rendimiento.
  • Ejercer un efecto negativo sobre las destrezas psicomotrices, entre las cuales se hallan: el tiempo de reacción, la coordinación óculo-manual, la precisión, y el equilibrio.
  • Disminuir la fuerza, la potencia, y la velocidad.
  • Alterar la regulación de la temperatura del cuerpo, especialmente en lugares de bajas temperaturas ambientales.
  • Disminuir las fuentes de energía acumuladas, como el glucógeno muscular.
  • Producir hipoglucemia (disminución de niveles de glucosa en sangre).
  • Disminuir el rendimiento cardiovascular.

 

B)     Cuando se consume en forma crónica:

 

  • Produce cambios patológicos en hígado, cerebro, músculo, corazón.
  • Produce alteración de la integridad física y funcional del intestino, entorpeciendo la correcta absorción de nutrientes, y alterando su inmunidad.

 

C)      El uso posterior a la práctica deportiva:

 

  • Retrasa la rehidratación, indispensable para reponerse, por su acción diurética al inhibir la hormona vasopresina.

 

En un estudio realizado hace unos años en Inglaterra, en deportistas que se habían deshidratado por haber realizado actividad física intensa, y a quienes se rehidrato con bebidas de diferentes graduaciones alcohólicas (desde 0%, 1%, 2%, y 4% respectivamente); se comprobó que el tiempo que tardaban en reponer los volúmenes pre competitivos de plasma y sangre era directamente proporcional a la graduación recibida de alcohol.

 

Es decir que si consumimos alcohol después de la práctica deportiva:

  • Tendremos menos reparación de fibras musculares, debido a que reduce la síntesis de proteínas, afectando la llamada “ventana metabólica” post entrenamiento.
  • Altera una hormona, el cortisol, que actúa en forma catabólica (destruye proteínas), potenciando el efecto del punto anterior.

 

El gráfico  muestra la concentración de alcohol en plasma (sangre) en deportistas que se hidrataron luego de la actividad física, con bebidas alcohólicas de diferentes graduaciones (0%, 1%, 2% y4% de alcohol, respectivamente).

 

Sugerencias:

 

  • Es aconsejable que haya al menos 48 horas de distancia entre la actividad deportiva y la ingesta de alcohol.
  • A quienes toman alcohol en el tercer tiempo, se les sugiere que sea luego de haber repuesto la cantidad de liquido perdida durante esa actividad*, y en cantidades moderadas. (Una manera de calcular la perdida de líquido sufrida por una actividad física, es realizando un control del peso corporal antes y después de la misma. La diferencia de peso observada, se relaciona con un nivel similar de líquido perdido)
  • Los deportistas mayores deben dar el ejemplo a los más jóvenes, sobre el consumo responsable de alcohol.
  • Dado que el deporte es un espacio de salud, es nuestra responsabilidad contagiar esta idea con nuestra conducta.

 

Dr. Pablo Pelegri.

Medico Clínico, Especialista en Medicina del Deporte.

Director de Rendimiento en Rugby del Plantel Superior y Juvenil de CUBA.

MN: 104.250

 

 

Referencias:

-          J Appl Physiol 83:1152-1158, 1997, Restoration of fluid balance after exercise-induced dehydration: effects of alcohol consumption, Susan M. Shirreffs and Ronald J. Maughan

-          Am J Nutr-2016- A randomized trial to assess the potential of different beverages to affect hydration status: development of a beverage hydration Ronald J Maughan, Phillip Watson, Philip AA Cordery, Neil P Walsh, Samuel J Oliver, Alberto Dolci, Nidia Rodriguez-Sanchez, and Stuart DR Galloway

-           Department of Medical Physiology, School of Medicine, University of Granada, Granada . Effects of a moderate intake of beer on the metabolic recovery after exercise in the heat.

-          Med Sci Sports Exerc. 2016 May;48(5 Suppl 1):808-9. The Influence of a menthol/ ethanol Solution On Thermoregulation During Exercise In Warm, Humid Conditions.

-          Gastroenterology (1995) 108: 1566 – 1581.  Viewpoints in Intestinal Permeability. Bjarnason I., MacPherson A., and Hollander D. Intestinal permeability: an overview. Cox MA, Igbal TH, Lewis KO, Cooper BT. Gastroenterology (1997) 112 : 669 - 673.

-          J Strength Cond Res. 2016 Apr 21. [Epub ahead of print]

-          Effect of Acute Alcohol Ingestion on Resistance Exercise Induced mTORC1 Signaling in Human Muscle

-          “La utilización del alcohol en los deportes” 1982 American College of Sports Medicine (MSSE, 14:6, 1982, pp. ix-xi) .

-          Ostrowsky, M.K., The Social Psychology of Alcohol Use and Violent Behavior among Sports Spectators, Aggression and Violent Behavior (2014)

 


 

Datos para tomar conciencia
 

  • El 50% de los padres aprueban que sus hijos hagan una previa o preboliche. (Encuesta UAI, 2016)
  • El 20% de los padres les facilitan el alcohol bajo el argumento de que prefieren que tomen lo que ellos les dan antes de que los adolescentes decidan según su criterio. (Encuesta UAI, 2016)
  • El 60% de los menores  de entre 13 y 17 años encuestados en 2009 en in informe del Ministerio de Salud reconoció haber tomado alcohol en el último mes
  • EL 70% de los  jóvenes dicen que comenzaron a consumir imitando la conducta de amigos y/o conocidos o porque empezaron a salir, es decir, motivos relacionados con el mundo de la vida social y su entrada en el espacio público sin el control de los padres. Solo el 10% indicó haver comenzado a beber por gusto individual. Los adolescentes beben para deshinibirse, relacionarse con los demás y porque la mayoría de sus amigos también lo hace. (Informe de la UCA, 2015)
  • En la última década, consumo de alcohol en los jóvenes aumentó 113% entre los estudiantes secundarios. (Informe del Ministerio de Salud de la Nación, 2014)
  • Varios estudios demuestran que el nivel de consumo de alcohol entre varones y mujeres ya es muy similar.
  • Entre 2001 y 2011 los estudiantes secundarios incrementaron 1200% el consumo de éxtasis y 300% el consumo de cocaína. (Informe Sedronar, 2012).
  • Hace 20 años la sobredosis sucedía generalmente entre los 31 y 35 años. Hoy esa edad bajó a 16/20 años. 
  • Argentina pasó de ser un país de tránsito a uno de producción y consumo significativo de drogas. En una década se duplicó el consumo, a niveles comparables con los Estados Unidos, Holanda o España, con una prevalencia entre los jóvenes que le asegura más volumen al negocio. (Informe IDEA 2014) 

     


 

El tema en los medios
 

 


 

Informes y libros disponibles online
 

Galeria de fotos: 
Etiquetas: 

Su opinión nos interesa

2 + 5 =