El sueño que me quita el sueño

Gran torneo de los cadetes de Fátima, que lejos de conformarse, van en busca del título en la segunda mitad.

 
Allá por abril se daba inició al torneo de la categoría Cadetes de AIFZN. El equipo de CUBA Fátima no aparecía en la lista de candidatos para muchos. Con una lista no muy larga, con 4 excepciones y con un plantel físicamente inferior a los rivales. El debut ante un rival de toda la vida, San Diego, y el 4-2 favorable al equipo de Larramendi. Sin embargo nada haría imaginar un campeonato como el que se venía.
 
El número de espectadores aumentaría con el pasar de los partidos. Los rumores de un equipo que ganaba, gustaba, y de vez en cuando, goleaba. El público quedaría atrapado, fanatizado con los jugadores. El tercer pulmón del chileno, el remate del goleador o la gambeta del ex arquero, entre otras cosas, atraerían aún mas hinchas. A medida que transcurría el torneo, los resultados daban espacio para ilusionarse y las matemáticas, a 2 fechas del final, aún podían encasillar a CUBA como campeón. Pero las cuentas no darían y el título se iría para Haras.
 
 
Dos años atrás, y hoy nuevamente, repito la historia de narrar una historia de ilusión, y cerrar el párrafo con el "pero" que derriba toda esa ilusión. Así es. Así mismo, aquella vez la nota se titulaba "Construcción de un sueño" y narraba el proceso llevado a cabo en la primera parte de ese año. Esta vez, estando parados en el mismo lugar que en el momento de aquella publicación, pero con un torneo por delante, y un equipo que está a la altura de la competencia, tal como lo demostró ganándole en la última fecha al equipo campeón. El domingo comenzará la revancha. La última chance para este grupo que el año que viene perderá muchos jugadores que pasan de categoría. Con la ilusión de todos, la entrega y el fútbol de sus jugadores, nada impedirá soñar con ese sueño que nos quita el sueño, y con otra fiesta de campeón en diciembre. 
 
 
"Conformarse es de mediocre."
 
 

Etiquetas: 

Su opinión nos interesa