Buceo en Bonaire

Les compartimos una crónica que escribió el socio Gerardo Vassallo sobre el viaje a la Isla de Bonaire, en el Caribe Neerlandes, organizado por el Club, junto con Azul Profundo.

 
En octubre del año pasado, en un viaje organizado por nuestro Club y la escuela de buceo “Azul Profundo”, un grupo de doce buzos, tres de ellos socios de CUBA, partimos para la isla de Bonaire, uno de los mejores lugares a nivel mundial para la práctica de nuestro deporte. Todos los integrantes de este contingente estábamos, como mínimo, certificados como “Buzos Advanced” y homologados para el uso de “Nitrox” (aire enriquecido con oxígeno), aunque también había buceadores de mayor experiencia (“Dive Master” e “Instructor”). Capacitación que resultaba necesaria para las inmersiones planificadas, que incluían buceo profundo en naufragios y nocturnos; como por el tiempo que iban a insumir algunas de ellas.
 
A nuestra llegada al agradable hotel situado a orillas del mar que, como sucede con la gran mayoría la oferta hotelera de la isla, está destinado casi exclusivamente al buceo y cuenta con una importante infraestructura al efecto. Luego de “tirar” nuestro equipaje en las habitaciones asignadas, no pudimos resistir la tentación de zambullirnos en el mar solo con nuestros visores y snorkel y contemplar la inmensa vida marina que ya se veía desde la superficie, en un agua totalmente transparente y a 29 grados de temperatura.
 
Al día siguiente, y luego de la charla de planificación (briefing) brindada por nuestros instructores Eduardo y Juan, hicimos dos buceos matutinos de práctica partiendo desde el muelle del hotel y por un tiempo de 45 minutos cada uno y a una profundidad promedio de quince metros. Ya en estas salidas, nos asombró la explosión de vida marina que nos rodeaba, cruzándonos y a veces incorporándonos a inmensos cardúmenes de peces de gran colorido a los que se sumaron, en inmersiones posteriores, tortugas, langostas, morenas, peces león, y otras especies. Todas ellas desplazándose con singular tranquilidad, lo cual daba la impresión que nos consideraban otros habitantes del medio acuático.
 
La semana que pasamos en Bonaire (seis días de buceo y el último de desaturación previo al vuelo), fue por demás intensa, realizando más de veinte inmersiones a diversas profundidades y tiempo de permanencia, todos ellos en diferentes lugares de la isla, aunque cada uno con una magia particular.
 
Si debo destacar alguno de ellos, tarea nada fácil, elijo el descenso al “Hilma Hooker”, un naufragio que se encuentra a 30 metros de profundidad, al que pudimos ingresar y recorrer con las ventajas y el placer de sentirnos en ingravidez, lo cual nos permite realizar movimientos que en superficie serían imposibles.
 
También destaco los buceos realizados en el “Muelle de Sal”, una inmensa escollera de cientos de metros sobre el nivel del mar y casi veinte de profundidad, en donde disfrutamos de una vida marina incomparable y nadar a la par de tortugas que, obviamente, nos dejaron atrás rápidamente.
 
Un capítulo especial le asigno a los buceos nocturnos. Una práctica que nunca había realizado y que me permitió conocer un medio marino distinto, con una fauna también parcialmente diferente, que el conjunto de nuestras linternas les dio un escenario particular.
 
No quiero concluir sin agradecer a nuestros instructores, Eduardo y Juan Cosentino, quienes con sus conocimientos, enseñanzas, planificación y constante supervisión, tanto dentro como fuera del agua, brindaron al grupo total seguridad lo que nos permitió disfrutar del entorno aplicando los conocimientos adquiridos en los diferentes cursos de Azul Profundo.
También a nuestro querido  CUBA y la capitanía de actividades subacuáticas, que no sólo organizó los cursos y proveyó el material necesario para su desarrollo, sino que nos instó a realizar diversas incursiones en aguas abiertas (Salto, Tandil, Angra do Reis, Bonaire), lo cual permitió llevar a la práctica lo aprendido y disfrutar (con total seguridad y supervisión; premisas centrales de nuestra actividad) de estos entornos incomparables.
 
Gerardo Vassallo
Socio 23.290
 
 

Galeria de fotos: 

Su opinión nos interesa

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
12 + 5 =