El Club festejó su centésimo primer aniversario

Anoche aproximadamente a las 20:00 hs. el hall central de Viamonte comenzó a recibir a los asistentes a una nueva comida por el aniversario de CUBA, especialmente a aquellos que con mucha emoción concurrían a recibir el reconocimiento de cumplir 50 años ininterrumpidos en el Club.

Fue así, que luego que los más de 200 socios asistentes disfrutaran de una amena comida en el clásico ambiente de camaradería que se respira en este evento histórico, el Secretario General, Lic. Juan Benedit fue llamando uno a uno a los socios agasajados por cumplir medio siglo en CUBA quienes pasaron al frente para recibir su diploma y disfrutar tal momento con la tradicional foto.
 
A continuación, se dirigió a los concurrentes el Ing. Marcos Adhemar en representación de los socios graduados en el último año. Marcos compartió con el público distintas vivencias dentro de CUBA, remarcando cómo el rugby y la vida de Club lo forjó tanto personal como profesionalmente, destacando que con su crecimiento pudo comprender y vivir profundamente el sentir de que CUBA es nuestra segunda casa. Remarcó el ambiente de armonía y alegría que se viven en las Sedes y cómo chicos, medianos y grandes pueden entablar relaciones de amistad y vínculos profundos que perduran por el tiempo. Finalmente agradeció a todos los presentes por contribuir en que esas cosas sucedan en nuestro querido Club. Realmente fueron palabras cargadas de un profundo cariño que hicieron emocionar a todos los presentes. 
 
Seguidamente, tomó la palabra el Ing. Martín Caride como parte de los socios que cumplieron sus primeros 50 años en el Club. Martín recorrió desde sus inicios hasta la actualidad todo lo vivido en CUBA. Distinguió los valores que le infundió el rugby y las amistades que forjó que perduran hasta el día de hoy. Y que la práctica de este deporte, además de la del fútbol, le permitieron conocer casi todas las distintas Sedes del Club, y hoy puede destacar el crecimiento de cada una de ellas. Recordó a sus entrenadores y sobre todo a aquellos que lo habían ayudado en su desarrollo personal. Finalmente dedicó unas palabras especiales a la Sede de Viamonte y sobre todo al grupo de fútbol de los mediodías, enfatizando el ambiente de alegría y diversión que se vive en esa actividad de la que participan socios de las distintas edades. Para darle cierre a sus palabras, invitó a los asistentes a brindar por el Club.
 
Finalmente, el Presidente del Club, Dr. Federico Cicardo invitó a los presentes a imitar los valores de los fundadores, sin dejar de mencionar las actitudes que nos legaron de convicción, seguridad, entusiasmo, confianza en sí mismos, sana inconsciencia y mirar más lejos en pos de soñar a lo grande. Continuó recordando el muy intenso año 2018, en el que además de festejar el centenario se pudo discutir con altura y respeto la reforma de nuestro estatuto; que permitió analizar de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos, proceso que concluyó en la Asamblea Extraordinaria de socios que aprobó la modificación que permite incorporar a las mujeres universitarias como socias activas, reforma que fue recientemente reglamentada por la Comisión Directiva para su inmediata aplicación. También destacó el esfuerzo de todos en pos de la unidad, logrando poner al club por sobre todo, aún conviviendo con algunos disensos.
 
Como es habitual, el Sr. Presidente no dejó de hacer referencia a la importancia de la autogestión: nuestro Club manejado por sus socios, convocando a dirigentes comprometidos, siendo ello de vital necesidad ante un evidente crecimiento del club tanto en su masa societaria como en el uso de las distintas sedes. Invitó a todos a que abracen las actitudes, convicción y seguridad en sí mismos que tuvieron aquellos fundadores en 1918, que entendieron a la práctica deportiva como complemento de la vida universitaria, sin dejar de lado la función social del universitario en el ámbito donde le toque actuar. Recordó el nacimiento de la Fundación CUBA en el 2005, y el programa CUBA Inclusivo, cuyo principal objetivo es que todos los socios con discapacidad puedan disfrutar del Club sin barreras.
 
Para cerrar el evento, invitó a todos a alzar las copas y brindar para mantener los principios fundacionales del Club y poder transmitirlos a las nuevas generaciones y continuar trabajando en nuevos proyectos y desafíos. Aseguró que CUBA es mucho más que un lugar para hacer un deporte, es mucho más que sus sedes o sus canchas, CUBA es algo inexplicable, que solo logran entender los que sienten al Club como su casa, y tienen los colores azul y negro bien marcados en el corazón.
 
 

Galeria de fotos: 

Su opinión nos interesa

1 + 4 =